Edward Tutfe no se anda por las ramas. Ya en la primera página de su excelente “The Visual Display of Quantitative Information” nos cuenta que los gráficos deben (la traducción es mía):

Aerobatic

Desde el 20 de abril de este año (2016) con la publicación de la versión 50 de Chrome, éste deja de soportar la API de Geolocalización de HTML5 en páginas que se sirvan desde una conexión no segura. Es decir, que la función de geolocalizar la posición del usuario ha dejado de funcionar en todas las páginas que no usan HTTPS. La justificación para este cambio está, según la página de Google Developers, en que al ser la localización un dato personal sensible, requerir una conexión segura es un requisito para poder proteger la privacidad del usuario/a. De momento Chrome está aplicando esta política, pero desde Google recomiendan al resto de navegadores que la apliquen también, en un esfuerzo por defender la privacidad de los datos.