Los tres principales criterios de la programción funcional como paradigma de computación se pueden resumir:

  1. Cualquier operación se puede expresar como una llamada a una función.
  2. El resultado de la llamada está definido únicamente por los valores de los argumentos.
  3. El efecto de la llamada a una función es simplemente el valor devuelto.

Para renombrar un fichero que está dentro de un repositorio git y seguir haciéndole seguimiento, se pueden utilizar los comandos individuales:

Recientemente le comentaba a un compañero que en R los índices de los arrays (sus equivalentes, vectores, listas, etc) empezaban en uno. Su respuesta fue elocuente: